Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Wednesday, June 27, 2018

La Infidelidad

(Por: Luis y Hannia Fernández)
La infidelidad matrimonial es una epidemia que está llegando a niveles desastrosos.
El 80% de los emails que nos llegan de personas solicitando un consejo o una orientación, reportan problemas de infidelidad.
De ese 80% el 60% es de hombres infieles y el 20% de mujeres infieles, pero se nota un aumento mayor cada día en los casos de mujeres infieles.
La infidelidad es una actitud del corazón de las personas basado en fundamentalmente en el egoísmo y en el supuesto derecho a ser feliz.
La indiferencia a los principios espirituales bíblicos y una sociedad plagada de publicidad pornográfica y ausente de valores están contribuyendo poderosamente a destruir el concepto de fidelidad y amor en las relaciones matrimoniales.

Cuando una persona está desconectada de los principios bíblicos de vida, es presa fácil de las tentaciones que aparecen a diario hoy en día. Inclusive líderes religiosos y gobernantes están cada día más expuestos a las tentaciones de inmoralidad sexual.
La infidelidad comienza generalmente cuando una pareja se desconecta emocionalmente por alguna razón.
La poca interacción emocional e íntima de esa pareja comienza a generar necesidades insatisfechas que provocan pensamientos negativos en contra de esa relación.
En otros casos no existe una desconexión emocional en la pareja como tal, pero se presenta una oportunidad seductora muy atractiva y difícil de rechazar. Frecuentemente con una compañera de trabajo, un familiar cercano o una amiga de confianza.
Las tentaciones comienzan sutilmente con una mirada más allá del límite debido, con un juego de palabras de doble sentido, con una expresión de sentimientos a la persona incorrecta, que generan pensamientos sensuales y lujuriosos y que si no se controlan se van degenerando y produciendo sentimientos de pasión sexual que cada vez se van volviendo más difíciles de controlar.
 Mateo 5:27- 27 
Ustedes han oído que se dijo: “No cometas adulterio.”28
Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón. 29 Por tanto, si tu ojo derecho te hace pecar, sácatelo y tíralo.
Más te vale perder una sola parte de tu cuerpo, y no que todo él sea arrojado al infierno.
La advertencia bíblica es muy clara y contundente. Mirar a una mujer para codiciarla ya implica un adulterio real en el corazón que va a tender a consolidar un adulterio con todas sus consecuencias. Por esa razón la advertencia es tan fuerte al punto de considerar una mutilación al cuerpo como remedio a la tentación. Es indudablemente una instrucción demasiado drástica, pero que evidentemente refleja la importancia que Dios le da al riesgo de caer en este pecado del adulterio. Gal 5:19-21 
Manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, inmoralidad sexual, inmundicia, lujuria, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, divisiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a éstas.
Es evidente que la debilidad humana como consecuencia de una vida ausente de alimento espiritual conduce al ser humano a una vida de vicios y adicciones que le van a dañar toda la vida.
Mateo 26:41 Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.
2 Corintios 10:4-6: Llevando todo pensamiento cautivo a Cristo.
I Cor. 6:18 Huid de la inmoralidad sexual.
Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; pero el que fornica, contra su propio cuerpo peca.
Para combatir la tentación a la infidelidad, las instrucciones bíblicas comienzan con una decisión de estar vigilantes para detectar las tentaciones y orando constantemente para no caer en la tentación. También nos indica a llevar todo pensamiento cautivo a Cristo o sea a la palabra bíblica que nos advierte lo que no debemos hacer y finalmente una instrucción contundente: “huid”.
Nuestro Padre Celestial sabe que si nos quedamos mucho tiempo considerando el pecado, corremos el riesgo de caer!
Para cuidar de no caer en las tentaciones de pasión sexual, debemos poner límites a las relaciones con personas del sexo opuesto.
No se deben permitir reuniones a solas, ni contactos por internet, ni abrazos demasiado cordiales, ni palabras de doble sentido, ni confianzas que excedan el respeto.
Es de suma importancia tener una persona de confianza, de buen testimonio o un líder espiritual con quien conversar cuando sientes que la tentación se esta comenzando a anidar en tu mente.
Es sacando a la luz esas tentaciones como pierden poder.
Dios provee una instrucción para los matrimonios para que se protejan mutuamente.
I Cor 7:5: 5 No se nieguen el uno al otro, a no ser de común acuerdo, y sólo por un tiempo, para dedicarse a la oración.
No tarden en volver a unirse nuevamente; de lo contrario, pueden caer en *tentación de Satanás, por falta de dominio propio.
Tu matrimonio y tu familia es el tesoro más valioso que Dios te ha dado. ¡Cuídalo!

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Friday, June 15, 2018

¿Usted sabía esto sobre la IGLESIA CATOLICA?:

Muchas personas no saben que la Iglesia Católica es la institución caritativa ¡más grande del planeta! 
Si la Iglesia Católica saliera de África, el 60% de las Escuelas serían cerradas. 
2.370 jardines de infancia
Cuando la epidemia de SIDA estalló en los Estados Unidos y las autoridades no sabían qué hacer, las religiosas de la Iglesia Católica, fueron invitadas a cuidar de los enfermos, porque nadie más quería hacerlo.
Y así lo hicieron y así han seguido.
En el Brasil, hasta 1950 cuando no existía ni una política de salud pública, eran las casas de la Caridad de la Iglesia las que cuidaban de los personas que no tenían condiciones de pagar un hospital.
La Iglesia Católica mantiene en Asia:
1.076 hospitales;
3.400 dispensarios;
330 leprocomios;
1.685 asilos;
3.900 orfanatos;
2.960 jardines de infancia.
En África: 
964 hospitales;
5.000 dispensarios;
260 leprocomios;
650 asilos;
800 orfanatos;
2.000 jardines de infancia.
En América:
1.900 hospitales;
5.400 dispensarios;
50 leprocomios;
3.700 asilos;
2.500 orfanatos;
4.200 jardines de infancia

En Oceania: 
170 hospitales;
180 dispensarios;
1 leprocomio;
360 asilos;
60 orfanatos;
90 jardines de infancia
En Europa:
1.230 hospitales;
2.450 dispensarios;
4 Leprocomios;
7.970 asilos;
2.370 jardines de infancia

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Como participar en la Misa.

*Cosas que no debes hacer en Misa y tal vez no lo sabías*...
1. *No llegues tarde*
Recuerda que Dios te está esperando para colmarte de Su amor, darte Su perdón y un abrazo; hablarte al oído, decirte lo que necesitas oír...
Te ha apartado un lugar en Su mesa, no lo dejes esperando...
2. *No vistas provocativamente* 
No uses prendas que puedan distraer o provocar
(escote, minifalda, shorts, mallas).
3. *No entres sin saludar al Señor*
Al llegar persígnate. Él está allí, feliz de verte.
Agradécele haberte invitado.
 4. *No te dé pena hacer reverencia o doblar rodilla*
Si pasas frente al altar, que representa a Cristo, haz reverencia.
Si pasas frente al Sagrario, donde está Cristo, haz genuflexión
(toca el suelo con la rodilla).
5. *No masques chicle, ni comas o bebas* 
Sólo se permite agua sola, en caso de necesidad por cuestión de salud.
6. *No cruces la pierna* 
Se considera una postura poco respetuosa.
Que tu cuerpo exprese tu devoción.
7. *No dejes que una misma persona proclame la Lectura y el Salmo* 
Si ves que sólo hay un lector o lectora, acomídete a leer,
porque las Lecturas y el Salmo deben ser proclamados por distintos lectores
(dos entre semana y tres en domingos o días festivos, cuando hay Segunda Lectura).
8. *No añadas frases cuando lees las Lecturas o el Salmo*.
No leas las letritas rojas ni digas: ‘Primera Lectura’ o ‘Salmo responsorial’, o ‘Segunda Lectura’.
Y al final no digas: ‘ésta es la Palabra de Dios’, porque no es explicación, sino rúbrica divina.
Sólo di: ‘*Palabra de Dios*’.
Tampoco digas: ‘respondamos al Salmo’; pues no es recitación, el Salmo es en sí la respuesta a la Primera Lectura.
9. *Nunca recites el Aleluya*
No te adelantes a decir; ‘Aleluya Aleluya’.
Espera unos segundos, y de seguro alguien lo cantará, y si ni el padre ni nadie canta, omítelo, pero nunca lo recites.
10. *Antes de la proclamación del Evangelio, no te persignes* 
Sólo debes signarte (trazar tres cruces pequeñas, en frente, labios y pecho).
11. *No respondas en plural cuando el Credo se hace en forma de preguntas* 
Quien preside pregunta en plural: ‘¿Creen en Dios Padre Todopoderoso?’
No respondas: ‘sí creemos’, pues la fe es personal.
Responde: ‘sí creo’.
12. *No recojas la colecta durante la Oración Universal* 
La colecta se recoge durante la presentación de los dones (cuando todos están sentados y quien preside sirve el vino en el cáliz, bendice a Dios por los dones del pan y el vino, y se purifica las manos). 13. *No te levantes durante la presentación de los dones*
 A veces alguien se levanta y por imitación se levantan otros; tal vez al ver al padre levantar el cáliz y la hostia creen que es la Consagración, pero no lo es.
14. *No te arrodilles apenas termine el ‘Santo’* 
Hay que esperar a que quien preside la Misa ponga ambas manos por encima del copón y el cáliz y pida al Espíritu Santo que transforme el pan y el vino en Cuerpo y Sangre de Cristo.
Ése es el momento de arrodillarse (si hay campanita, es ahí cuando la tocan).
 15. *No te sientes durante la Consagración* 
Si no te puedes hincar, quédate de pie, pero sentarse, a menos que sea por enfermedad o ancianidad, es falta de respeto a Cristo, que se hace presente en el altar.
16. *No digas nada en voz alta durante la Consagración* 
Hay quien en la Consagración dice en voz alta:
‘Señor mío, Dios mío’, pero distrae a quienes están haciendo su propia adoración en silencio.
17. *No digas en voz alta: ‘Por Cristo, con Él y en Él*...’
Es parte de la Plegaria Eucarística y sólo le toca decirla a quien preside la Misa.
18. *No te muevas de tu lugar para ir a dar la paz* 
Sólo debes dar la paz a quienes están junto a ti, no a los de otras bancas.
Tampoco aprovechar para ir a felicitar o dar pésame.
19. *No comulgues si no te has preparado*
Debes haber guardado el ayuno eucarístico (no haber comido o bebido nada, ni mascado chicle, una hora antes de comulgar), y no tener pecado grave.
20. *No te formes a comulgar sólo en la fila del sacerdote* 
Jesús está presente en la Hostia Consagrada, sin importar si lo da el sacerdote o un Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión, que es una persona que ha recibido una preparación especial, ha sido instituida por el obispo, y cuenta con la autorización de la Iglesia para distribuir la Comunión en Misa y llevarla a ancianos y a enfermos.
21. *Después de comulgar, no platiques con los demás*
Tras comulgar, regresa a tu lugar y habla con el Señor, al que acabas de recibir.
Si no pudiste comulgar, haz una Comunión Espiritual y
habla con Él.
22. *Cuando acabó la distribución de la Comunión no sigas cantando* 
Se debe terminar el canto con la última persona que comulga, para dar tiempo a que haya un silencio sagrado que permita a cada persona entrar en diálogo con Dios.
23. *Que tú celular no sea distracción* 
Al llegar a la iglesia pon tu celular en silencio.
No te pongas a textear ni a hablar por el celular, porque te distraes tú y distraes a los demás.
Dedica toda tu atención al Señor, que te está dedicando toda Su atención a ti en esta cita de amor que es la Misa.
24. *No desatiendas a tus pequeños* 
Enséñalos a disfrutar estar en la casa de su Padre Dios, y a saberse comportar.
25. *No te salgas antes ni igual que como llegaste* 
No te pierdas le bendición con la que se te envía al mundo a dar testimonio en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Y sal con un propósito nuevo que haya inspirado en ti el Señor, para edificar en el mundo Su Reino de amor.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Friday, June 8, 2018

Versículos de la Biblia sobre Muerte

Apocalipsis 14:13 13
Y oí una voz del cielo que decía:
Escribe: "Bienaventurados los muertos que de aquí en adelante mueren en el Señor."
Sí dice el Espíritu para que descansen de sus trabajos, porque sus obras van con ellos.
 Salmos 116:14 14 
Cumpliré mis votos al SEÑOR, sí, en presencia de todo su pueblo.

1 Tesalonicenses 4:13-14 13 
Pero no queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como lo hacen los demás que no tienen esperanza.
Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también Dios traerá con El a los que durmieron en Jesús.  
Juan 11:25-26 25
Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá, 26 y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?  
1 Corintios 15:42-44 < 42
Así es también la resurrección de los muertos.
Se siembra un cuerpo corruptible, se resucita un cuerpo incorruptible; 43 se siembra en deshonra, se resucita en gloria; se siembra en debilidad, se resucita en poder; 44 se siembra un cuerpo natural, se resucita un cuerpo espiritual. Si hay un cuerpo natural, hay también un cuerpo espiritual.  
Isaías 57:1-2
1 El justo perece, y no hay quien se preocupe; los hombres piadosos son arrebatados, sin que nadie comprenda que ante el mal es arrebatado el justo, 2 y entra en la paz. Descansan en sus lechos, los que andan en su camino recto. 

2 Corintios 4:17-18
17 Pues esta aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación, 18 al no poner nuestra vista en las cosas que se ven, sino en las que no se ven; porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.  
2 Corintios 5:8
Pero cobramos ánimo y preferimos más bien estar ausentes del cuerpo y habitar con el Señor.
Apocalipsis 12:11
Ellos lo vencieron por medio de la sangre del Cordero y por la palabra del testimonio de ellos, y no amaron sus vidas, llegando hasta sufrir la muerte.  
Juan 14:1-2
1 No se turbe vuestro corazón; creed en Dios, creed también en mí.
2 En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para vosotros.  
Apocalypses 21:4
El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado.
1 Juan 3:2
2 Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser.
Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El porque le veremos como El es.
Romanos 14:8
Pues si vivimos, para el Señor vivimos, y si morimos, para el Señor morimos; por tanto, ya sea que vivamos o que muramos, del Señor somos.
1 Tesalonicenses 4:17-18
Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre. 18 Por tanto, confortaos unos a otros con estas palabras.
 Eclesiastés 7:1 
Mejor es el buen nombre que el buen unguento, y el día de la muerte que el día del nacimiento.
Salmos 48:14 
Porque este es Dios, nuestro Dios por siempre jamás; El nos guiará hasta la muerte .  
Filipenses 2:20
Pues a nadie más tengo del mismo sentir mío y que esté sinceramente interesado en vuestro bienestar.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Thursday, June 7, 2018

Padrenuestro

Padre Nuestro, que estás en las flores, 
en el canto de los pájaros, en el corazón latiendo; 
que estás en: el amor, la compasión, la paciencia, y en el gesto del perdón. 
Padre Nuestro, que estás en mí, en mi familia, 
en mis amig@s, que estás en ese que yo amo, 
en ese que me hiere, en aquel que busca la verdad... 
Santificado sea tu Nombre adorado y glorificado, por: todo lo que es bello, bueno, justo, honesto, de buen nombre y misericordioso. 
Venga a nosotros tu reino de paz y justicia, fe, luz, amor. 
Se el centro de mi vida, mi hogar, mi familia, de mi trabajo, de mi estudio.... 
Hágase tu voluntad, aunque mis ruegos reproducen a veces más mi orgullo, mi ego, que mis necesidades reales. 
Perdóname todas mis ofensas, mis errores, 
mis faltas, mis pecados y ofensas contra ti, 
contra mí mismo y contra los que me rodean, 
Perdona cuando se vuelve frío mi corazón; 
Perdóname, así como yo con tu ayuda, perdono a aquellos que me ofenden, incluso cuando mi corazón está herido. 
No me dejes caer en las tentaciones de los errores, de los vicios, de la crítica, el juicio, el chisme, la envidia, la soberbia, la destrucción, el egoísmo.... 
Y líbrame de todo mal, de toda violencia, de todo infortunio, de toda enfermedad. 
Líbrame de todo dolor, de toda tristeza, angustia y de toda desilusión. Pero, aún si tales dificultades vez que son necesarias en mi vida, que yo tenga la fuerza y el coraje de decir: ¡Gracias, Padre, Señor Rey del Universo por esta lección! 
¡¡¡Que así sea!!! 
Amen! 

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Sunday, June 3, 2018

Historia de un viejo ermitaño

😘Un viejo ermitaño, se refugiaba en la montaña para dedicarse a meditar y orar, a menudo se le veía Como muy ocupado.
Un día alguien le preguntó: 
¿Cómo puede tener tanto trabajo si vive en soledad?
👉 Él contestó: “Tengo varias cosas qué hacer:
👉entrenar a dos halcones, 🐦 🐦
👉entrenar a dos águilas,
👉tranquilizar a dos conejos, 🐰 🐰
👉disciplinar una serpiente, 🐍
👉motivar a un asno y 🐴
👉domar a un león.
😳 No veo ningún animal por aquí, ¿dónde están? 
👉 El ermitaño le respondió: 
🙇 Estos animales los llevamos todos dentro.
👉 Los dos halcones, se lanzan sobre todo lo que se les presenta, bueno o malo, tengo que entrenarlos para que se lancen sobre cosas buenas: Son mis ojos. 👀
👉Las dos águilas con sus garras hieren y destrozan, tengo que entrenarlas para que se pongan al servicio y ayuden sin hacer daño: Son mis manos. 👐
👉Los conejos quieren ir a donde ellos quieran, quieren esquivar las situaciones difíciles, tengo que enseñarles a estar tranquilos aunque haya sufrimiento, problema o cualquier cosa que no me gusta: Son mis pies. 🏃
👉Lo más difícil es vigilar la serpiente, está encerrada en una fuerte jaula, pero ella siempre está lista para atacar, morder y colocar su veneno en cualquiera que esté cerca, por ello tengo que disciplinarla: Es mi lengua. 😝
👉El burro es obstinado, no quiere cumplir con su deber, siempre está cansado y se niega a llevar su carga cada día: Es mi cuerpo. 🚶
👉Por último necesito domar al león, quiere ser el rey, es altivo y siempre quiere ser el primero, es vanidoso, es orgulloso, se cree el mejor: Es mi EGO. 😏
Como ve tengo demasiado trabajo por hacer".
Reflexión. 
Pidamos a Dios dominar todo lo que llevamos en nosotros, para que podamos ser el mejor testimonio, las mejores personas, los mejores esposos(as), los mejores amigos(as) y ante todo los mejores seguidores de Dios 🙏
Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778
www.descubriendoelsiglo21.c

Friday, June 1, 2018

Biblia: Momentos de Angustia

Algunos versículos bíblicos que nos ayudan a fortalecer nuestra fe en tiempos adversos.
invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás. Salmos 50:15 
Porque él me ha librado de toda angustia, y mis ojos han visto la ruina de mis enemigos.
Salmos 54:7
Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación.
Salmos 91:15-16 
Desde la angustia invoqué a Yavéh, y me respondió Yavéh, poniéndome en lugar espacioso.
Yavéh está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.  
Salmos 118:5-6
Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, y me salvará tu diestra. Yavéh cumplirá su propósito en mí; tu misericordia, oh Yavéh, es para siempre; no desampares la obra de tus manos.
Salmos 138:7-8 
Invoqué en mi angustia a Yavéh, y él me oyó; desde el seno del Seol clamé, Y mi voz oíste. Jonás 2:2 
 Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Yavéh, y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo. Los que siguen vanidades ilusorias, su misericordia abandonan. Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios; pagaré lo que prometí. La salvación es de Yavéh. Jonás 2:7-9
Yavéh es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían. Nahum 1:7
 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Romanos 8:35
Aflicción y angustia se han apoderado de mí, mas tus mandamientos fueron mi delicia. Justicia eterna son tus testimonios; dame entendimiento, y viviré. Salmos 119:143-144
Con mi voz clamaré a Yavéh; con mi voz pediré a Yavéh misericordia. Delante de él expondré mi queja; delante de él manifestaré mi angustia. Cuando mi espíritu se angustiaba dentro de mí, tú conociste mi senda.
En el camino en que andaba, me escondieron lazo. Mira a mi diestra y observa, pues no hay quien me quiera conocer; no tengo refugio, ni hay quien cuide de mi vida.
Clamé a ti, oh Yavéh; Dije: Tú eres mi esperanza, y mi porción en la tierra de los vivientes. Escucha mi clamor, porque estoy muy afligido.
Líbrame de los que me persiguen, porque son más fuertes que yo.
Saca mi alma de la cárcel, para que alabe tu nombre; me rodearán los justos, porque tú me serás propicio. Salmos 142 
Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778