Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Monday, May 28, 2018

Los 3 presos

Un juez iba a liberar a un preso de la cárcel por lo que hizo pasar a uno por uno a una “entrevista” con el para ver quien merecía ser liberado.
Al preguntar al primero por qué estaba allí este dijo:
– “Estoy aquí porque me calumniaron y me acusaron injustamente” 
Llamó al segundo y este contestó:
 – “Estoy aquí porque dicen que robé, pero es mentira” 
De esta forma fueron pasando todos los presos y se declaraban inocentes.
Hasta que llegó el último quien dijo:
– “Estoy aquí porque maté un hombre. Hirió a mi familia y perdí el control y por eso lo maté. 
Pero hoy me doy cuenta de que lo que hice estuvo mal y estoy muy arrepentido
El juez se levantó y dijo:
-Voy a liberar a este último preso. 
Todos se quedaron perplejos y dijeron.
Pero ¿por qué lo vas liberar a él?
El juez contestó:
– El castigo es para los que esconden su falta. 
La misericordia para los que reconocen su falta y se arrepienten. Proverbios 28:13 “El que encubre sus pecados, no prosperará: Más el que los confiesa y se aparta, alcanzará misericordia.”

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Friday, May 25, 2018

Oración cuando vas a salir a la calle

Me encomiendo a ti Señor.
Tu Espíritu va delante de mi haciéndome mas fácil el camino, más seguro y convencido de que regresare a casa con bien.
Voy con toda mi fe por delante y mi confianza esta puesta totalmente en ti Señor porque sé que voy protegido por la Divina Providencia.
Bajo tu amparo me pongo y ahí me siento feliz y confiado.
Amen
Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Friday, May 18, 2018

Plegaria de prosperidad!!

Dios Mío hoy envío esta plegaria hacia ti para pedir tu bendición, permite que la prosperidad llegue a mi vida y a la de mi Familia, que tu mano poderosa nos proteja y no falte el pan en la mesa. Padre de bondad te pido por la estabilidad de mi familia, que no falte lo necesario, que podamos salir de deudas y de los problemas que enfrentamos en este momento.
Tú conoces nuestra situación, ayúdanos Señor, danos la mano y no nos desampares.
Danos Señor salud y fuerza para la lucha diaria, que tu Santo Espíritu nos acompañe y nos guie por el mejor camino, que nos aleje de gentes que solo buscan desestabilizarnos y quitarnos la paz espiritual, que seamos luz para el prójimo y faro de amor para los que amamos.
Bendice nuestro trabajo diario y ayuda a quienes no tienen uno, condúcelos hacia un ligar donde los valoren y puedan sacar adelante a los suyos.
Te pido entres en mi hogar y te quedes dentro, llévate al mar infinito de Tu Misericordia todo lo que nos perjudica, apártanos del mal, protégenos del enemigo y de los peligros de la vida diaria, haz que nuestros pasos siempre tengan tu camino y lleguemos a donde tú quieres, todo para tu honor y gloria.
Gracias Padre porque sé que me escuchas, gracias, gracias!

 Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Saturday, May 12, 2018

5 MADRES EJEMPLARES DE LA BIBLIA

En la Biblia hay muchos ejemplos de mujeres que dieron todos por sus hijos.
 Madres que cuidaron, guiaron, sufrieron, celebraron y amaron el fruto de su vientre. Hoy te presentaré cinco (5) de ellas.
Estas son:
1. SARA: 
Madre de Isaac. 
También era una mujer estéril.
Pero Jehová cambió su vida y su nombre.
A la edad de 90 años, ella concibió el hijo que Dios le había prometido a Abraham.
Sara es descrita en el Nuevo Testamento como ejemplo de fe (Ro 4.19; Heb 11.11) y de sumisión (1 P 3.6).
Se regocijó (o más bien se alegró) al escuchar que recibiría la bendición de ser madre.
Se convertiría más tarde en la madre del pueblo escogido por Dios. "Entonces dijo Sara: Dios me ha hecho reír, y cualquiera que lo oyere, se reirá conmigo." Génesis 21:6 2.
2. ANA: 
Madre de Samuel, el profeta.
Esta mujer era estéril y sufría mucho por ello.
En oración pidió a Jehová un hijo, el cual le fue concedido.
Poco tiempo después, siendo Samuel de muy pocos años, su madre lo llevó al templo para presentarlo delante de Jehová.
Allí mismo lo entregó en cuidado de Elí, el sacerdote, para dedicarlo al servicio del Señor (1 S 1.1–2.21).
El cántico de Ana (1 S 2.1–10) se compara con el Magníficat de María (Lc 1.46–55).
En este cántico aparece por primera vez en el Antiguo Testamento el nombre Mesías (el Ungido). "Pero Ana no subió, sino dijo a su marido: Yo no subiré hasta que el niño sea destetado, para que lo lleve y sea presentado delante de Jehová, y se quede allá para siempre." 1 Samuel 1:22.
 3. ELISABETH:
Madre de Juan, el Bautista.
Descrita es la Biblia como una mujer justa e irreprensible ante los mandamientos del Señor. Su embarazo también fue milagroso.
Ella era estéril, y al momento de concebir era de edad avanzada. Sus palabras inspiradas por el Espíritu Santo (Lc 1.42–45) alentaron a María, madre de Jesús.
"Y aconteció que cuando oyó Elisabeth la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabeth fue llena del Espíritu Santo..." Lucas 1:41
4. MARIA: 
Madre de Jesús nuestro Salvador.
Halló gracia ante los ojos de Dios. Mujer judía espiritualmente sensible, fiel y obediente a la voluntad divina.
Ser madre fue un milagro ya que concibió, siendo virgen, por obra del Espíritu Santo de Dios. "Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones." Lucas 1:46-48
5. EUNICE:
Madre de Timoteo, mujer judía creyente en Cristo que aunque tenía un esposo gentil (griego), supo instruir a su hijo con las Sagradas Escrituras.
Ella, junto con su madre Loida, fueron mujeres de fe ejemplares. "...trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también." 2 Timoteo 1:5
Mamá:
Sé ejemplo de fe, paz, pureza, mansedumbre, gozo, benignidad, esperanza y mucho amor.
Instruye al niño en el camino del Señor, y en el futuro será un gran árbol que rendirá buenos frutos. Dios te bendiga y te acompañe siempre.


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Monday, May 7, 2018

NET TV Al Pan, Pan - Los santos: historia y presente.


Los santos: historia y presente. Hay santos entre nosotros?
Diciembre 14, 2016
Los santos católicos han sido siempre motivo de veneración y conflicto. En este episodio, el padre Tomás del Valle habla sobre la historia de los santos en la Iglesia, el proceso por el cual alguien puede ser declarado santo, la vocación a la santidad de todos los creyentes, y cuál es el sentido de tener santos.

Las 5 etapas del duelo

De forma resumida, las 5 etapas del duelo tras la muerte de alguien querido son descritas por Elisabeth Kübler-Ross de la siguiente manera.
1. Etapa de la negación
El hecho de negar la realidad de que alguien ya no está con nosotros porque ha muerto permite amortiguar el golpe y aplazar parte del dolor que nos produce esa noticia.
Aunque parezca una opción poco realista, tiene su utilidad para nuestro organismo, ya que ayuda a que el cambio de estado de ánimo no sea tan brusco que nos dañe.
La negación puede ser explícita o no explícita, es decir, que aunque nos expresemos verbalmente aceptando la información de que el ser querido ha muerto, a la práctica nos comportamos como si eso fuese una ficción transitoria, es decir, un papel que nos toca interpretar sin que nos lo creamos del todo.
En otros casos, la negación es explícita, y se niega de manera directa la posibilidad de que se haya producido la muerte.
La negación no puede ser sostenida de manera indefinida, porque choca con la realidad que aún no se ha llegado a aceptar del todo, así que terminamos abandonando esta etapa.
2. Etapa de la ira 
La rabia y el resentimiento que aparecen en esta etapa son fruto de la frustración que produce saber que se ha producido la muerte y que no se puede hacer nada para arreglar o revertir la situación.
El duelo produce una tristeza profunda que sabemos que no puede ser aliviada actuando sobre su causa, porque la muerte no es reversible.
Además, la muerte es percibida como el resultado de una decisión, y por eso se buscan culpables. Así, en esta fase de la crisis lo que domina es la disrupción, el choque de dos ideas (la de que la vida él lo deseable y la de que la muerte es inevitable) con una carga emocional muy fuerte, por lo que es fácil que se den estallidos de ira.
Así, es por eso que aparece una fuerte sensación de enfado que se proyecta en todas las direcciones, al no poder encontrarse ni una solución ni alguien a quien se le pueda responsabilizar completamente por la muerte.
Aunque una parte de nosotros sepa que es injusto, la rabia se dirige contra personas que no tienen la culpa de nada, o incluso contra animales y objetos.
3. Etapa de la negociación 
En esta etapa se intenta crear una ficción que permita ver la muerte como una posibilidad que estamos en posición de impedir que ocurra.
De algún modo, ofrece la fantasía de estar en control de la situación.
En la negociación, que puede producirse antes de que se produzca la muerte o después de esta, fantaseamos con la idea de revertir el proceso y buscamos estrategias para hacer que eso sea posible.
Por ejemplo, es frecuente intentar negociar con entidades divinas o sobrenaturales para hacer que la muerte no se produzca a cambio de cambiar el estilo de vida y "reformarse".
Del mismo modo, el dolor es aliviado imaginando que hemos retrocedido en el tiempo y que no hay ninguna vida en peligro.
Pero esta etapa es breve porque tampoco encaja con la realidad y, además, resulta agotador estar pensando todo el rato en soluciones.
4. Etapa de la depresión
En la etapa de la depresión (que no es en sí el tipo de depresión que se considera trastorno mental, sino un conjunto de síntomas similares), dejamos de fantasear con realidades paralelas y volvemos al presente con una profunda sensación de vacío porque el ser querido ya no está ahí.
Aquí aparece una fuerte tristeza que no se puede mitigar mediante excusas ni mediante la imaginación, y que nos lleva a entrar en una crisis existencial al considerar la irreversibilidad de la muerte y la falta de incentivos para seguir viviendo en una realidad en la que el ser querido no está.
Es decir, que no solo hay que aprender a aceptar que la otra persona se ha ido, sino que además hay que empezar a vivir en una realidad que está definida por esa ausencia.
En esta etapa es normal que nos aislemos más y que nos notemos más cansados, incapaces de concebir la idea de que vayamos a salir de ese estado de tristeza y melancolía.
5. Etapa de aceptación 
Es en el momento en el que se acepta la muerte del ser querido cuando se aprende a seguir viviendo en un mundo en el que ya no está, y se acepta que ese sentimiento de superación está bien.
En parte, esta fase se da porque la huella que el dolor emocional del duelo se va extinguiendo con el tiempo, pero también es necesario reorganizar activamente las propias ideas que conforman nuestro esquema mental.
No es una etapa feliz en contraposición al resto de etapas del duelo, sino que al principio se caracteriza más bien por la falta de sentimientos intensos y por el cansancio.
Poco a poco va volviendo la capacidad de experimentar alegría y placer, y a partir de esa situación las cosas suelen volver a la normalidad.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778