Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Sunday, May 21, 2017

Murallas

Hay murallas que surgen en nuestra vidasin apenas
darnos cuenta, son murallas que con frecuencia construimos
nosotros mismos, en otras ocasiones las construyen los otros impidiéndonos atravesarlas para llegar a ellos.
Construyo murallas dentro de mí cuando me cierro
en mi mismo debilitando todas las posibilidades que Dios
me concede para darme a los otros con gratuidad.
Construyo murallas cuando impido a los demás pasar
la frontera de lo que simplemente ven sin dejarles pisar, aunque sea un poco, algo de mi tierra sagrada. Construyo murallas cuando no dejo a nadie adentrarse en "mi terreno", dificultando
con esto un conocimiento mayor de lo que soy y vivo.
Las murallas nunca unen, por el contrario, dividen y separan.
No construyamos una muralla dentro de nosotros mismos,
no demos paso al rencor, al aislamiento ni a la soledad.
Abramos nuestras puertas al amor, a la compañía, a la amistad y al darnos a conocer.
Solo desde el conocimiento personal, desde el deseo de caminar por espacios abiertos, podremos vencer y destruir esas murallas que nos impiden llegar a los otros y... que los otros lleguen a nuestra vida.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Monday, May 15, 2017

Padrenuestro

✝✝✝ *Padre Nuestro,* que estás en las flores,
en el canto de los pájaros, en el corazón latiendo; que estás en: el amor,
la compasión, la paciencia, y en el gesto del perdón.
 ✝✝✝ *Padre Nuestro,* que estás en mí, en mi familia,
en mis amig@s, que estás en ese que yo amo, en ese que me hiere,
en aquel que busca la verdad...
✝✝✝ *Santificado sea tu Nombre* adorado y glorificado, por: todo lo que es bello, bueno, justo, honesto, de buen nombre y misericordioso.
 ✝✝✝ *Venga a nosotros tu reino*
de paz y justicia, fe, luz, amor.
Se el centro de mi vida, mi hogar, mi familia, de mi trabajo, de mi estudio....
 ✝✝✝ *Hágase tu voluntad,* aunque mis ruegos reproducen a veces más mi orgullo, mi ego, que mis necesidades reales.
✝✝✝ *Perdóname todas mis ofensas,* mis errores, mis faltas.mis pecados y ofensas contra ti, contra mi mismo y contra los que me rodean, Perdona cuando se vuelve frío mi corazón;
✝✝✝ *Perdóname,* así como yo con tu ayuda, perdono a aquellos que me ofenden, incluso cuando mi corazón está herido.
✝✝✝ *No me dejes caer en las tentaciones* de los errores, de los vicios,
de la crítica, el juicio, el chisme, la envidia, la soberbia, la destrucción, el egoísmo....
✝✝✝ *Y líbrame de todo mal,* de toda violencia, de todo infortunio, de toda enfermedad. Líbrame de todo dolor, de toda tristeza, angustia y de toda desilusión.
✝✝✝ Pero, aún si tales dificultades ves que son necesarias en mi vida, que yo tenga la fuerza y el coraje de decir: *¡Gracias, Padre, por esta lección!* En el nombre de Jesús. *¡¡¡Que así sea!!!*  
✝✝✝ Que reine la paz en nuestros hogares, en cada uno de nosotros , en nuestros países.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Thursday, May 11, 2017

Misa de Sanación Viernes, 02 de Junio, 2017

Misa De Sanación
Viernes 02 de Junio 2017

Te invito a Nuestra misa de Sanación el Viernes, 02 de Junio, 2017 a partir de las 7:00 PM. 
Rezarmos juntos por nuestros hermanos "Privados de Libertad" sus familias y por nosotros.

St. Columba Church ,4343 West 25th Street, New York, NY 10001, entre 8va  y 9na Avenidas. Si no puedes asistir, envia tus peticiones por email a radiosigloxxi@aol.com o llama a nuestra oficina 212-244-4778 y se rezará por tus intenciones.

P. Tomás del Valle-Reyes
Oración
Señor, nuestros hermanos, a los que Tú amas, están encarcelados.
Ten compasión de todos los presos y socórrelos.
Si es posible, que sea llevadero para ellos este cáliz.
Pero no se haga nuestra voluntad, sino la Tuya.
Haznos sensibles a las necesidades de nuestros hermanos encarcelados. 
Y haznos comprensivos con sus limitaciones.
Ayúdanos a hacerle más llevadera la sentencia. Señor, a los que amas están encarcelados.
Toda su familia está también sufriendo. Haz que nunca pierdan la confianza y laesperanza en Ti 
AMEN.


P. Tomas del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
917-499-9715 Office Cell
212-244-4778 Office
http://www.descubriendoelsiglo21.com/

Monday, May 8, 2017

El Sufrimiento

Tarde o temprano, a todos nos toca sufrir.
Una enfermedad grave, un accidente inesperado,
la muerte de un ser querido, desgracias y desgarros de todo tipo nos obligan un día a tomar postura ante el sufrimiento.
¿Qué hacer? 
Algunos se limitan a rebelarse.
Es una actitud explicable: protestar, sublevarnos ante el mal. 
Casi siempre esta reacción intensifica todavía más el sufrimiento.
La persona se crispa y exaspera.
Es fácil terminar en el agotamiento y la desesperanza.
Otros se encierran en el aislamiento. 
Viven replegados sobre su dolor, relacionándose solo con sus penas.
No se dejan consolar por nadie.
No aceptan alivio alguno.
Por ese camino, la persona puede autodestruirse.
Hay quienes adoptan la postura de víctimas y viven compadeciéndose de sí mismos.
Necesitan mostrar sus penas a todo el mundo: «Mirad qué desgraciado soy», «ved cómo me maltrata la vida».
Esta manera de manipular el sufrimiento nunca ayuda a la persona a madurar.
La actitud del creyente es diferente.
El cristiano no ama ni busca el sufrimiento, no lo quiere ni para los demás ni para sí mismo.
Siguiendo los pasos de Jesús lucha con todas sus fuerzas por arrancarlo del corazón de la existencia.
Pero, cuando es inevitable, sabe «llevar su cruz» en comunión con el Crucificado. Esta aceptación del sufrimiento no consiste en doblegarnos ante el dolor porque es más fuerte que nosotros: eso sería estoicismo o fatalismo, pero no actitud cristiana.
No trata tampoco de buscar «explicaciones » artificiosas, considerándolo castigo, prueba o purificación que Dios nos envía.
El Padre no es ningún «sádico» que encuentra un placer especial en vernos sufrir.
Tampoco tiene por qué exigirlo, como a pesar suyo, para que quede satisfecho su honor o su gloria.
El cristiano ve en el sufrimiento una experiencia en la que, unido a Jesús, puede vivir su verdad más auténtica..
El sufrimiento sigue siendo malo, pero precisamente por eso se convierte en la experiencia más realista y honda para vivir la confianza radical en Dios y la comunión con los que sufren.
Vivida así, la cruz es lo más opuesto al pecado.
¿Por qué? 
Porque pecar es buscar egoístamente la propia felicidad rompiendo con Dios y con los demás.
«Llevar la cruz» en comunión con el Crucificado es exactamente lo contrario: abrirse confiadamente al Padre y solidarizarse con los hermanos precisamente en la ausencia de felicidad.
Por José Antonio Pagola

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Monday, May 1, 2017

Me pongo en Tus Manos...

Cuando Él dijo "Padre"..., el mundo se preguntó por
qué aquel día amanecía dos veces...
La palabra estalló en el aire como una bengala..., y todos los árboles quisieron ser frutales y los pájaros decidieron enamorarse antes de que llegara la noche...
Hacía siglos que el mundo no había estado tan de fiesta: los lirios empezaron a parecerse a las trompetas y aquella palabra
comenzó a circular de mano en mano, bella como una muchacha enamorada...
Los hombres husmeaban un universo recién descubierto y a todos les parecía imposible pero pensaban que, aun como sueño, era ya suficientemente hermoso...
Hasta entonces los hombres se habían inventado dioses tan aburridos como ellos..., serios y solemnes faraones..., atrapamoscas con sus tridentes de opereta...; dioses que enarbolan el relámpago cuando los hombres encendían una cerilla en sábado..., o que reñían como colegiales por un quítame allá ese incienso...; dioses egoístas que imponían mandamientos de amar sin molestarse en cumplirlos... Vanidosos como cantantes de ópera..., pavos reales de su propia gloria a quienes había que engatusar con becerros bien cebados...
Y he aquí que, de pronto, el fabricante de tormentas bajaba (¿bajaba?) a ser Padre..., se unía al carro del amor..., y se sentaba sobre la pradera a comer con nosotros el pan...
Era un nuevo Dios bastante poco excelentísimo..., que no desentonaba en las tabernas..., y ante quien sólo era necesario descalzar el alma... Aquel día los hombres empezaron a ser felices porque dejaron de buscar la felicidad como quien excava una mina...
No eran felices porque fueran felices..., sino porque amaban y eran amados..., porque su corazón tenía una casa..., y su Dios, las manos calientes...
José Luis Martín Descalzo

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778