Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Monday, February 22, 2016

Diagnóstico de la depresión

Si sospecha que su hijo padece una depresión,es importante que consulte a un médico lo antes posible. 
El médico de cabecera de su hijo es un buen punto de 
contacto para empezar. 
 Podrá recomendarle que el niño se someta a una serie de 
pruebas médicas y psicológicas para determinar si existe algún 
otro trastorno médico que esté causando estos síntomas. 
Muchos jóvenes se recuperan por sí solos, pero si la depresión 
de su hijo es mayor, el médico de cabecera puede derivarlo a un servicio de salud mental para 
niños y jóvenes. Es posible que el niño tenga que acudir a la consulta de un psiquiatra, un médico especializado en trastornos de salud mental.
También podría ser derivado a un psicólogo clínico, con el que podrá hablar de los problemas que le preocupan. 
Tratamiento de la depresión 
Casi un tercio de los niños o jóvenes que han padecido un episodio depresivo tendrá como mínimo una recaída durante los cinco años posteriores. 
Sin embargo, la mayoría de los niños y jóvenes que han sufrido un episodio depresivo acabará llevando una vida adulta normal. 
Son varios los tratamientos disponibles para la depresión. 
El tipo de tratamiento que se recete a su hijo dependerá de la gravedad de la depresión. 
Autotratamiento 
Si su hijo padece una depresión leve, puede probar varios 
métodos para ayudarle a recuperarse por sí solo. 
La práctica regular de algún ejercicio, como caminar, correr, nadar o montar en bicicleta, puede mejorar su estado de ánimo. 
Es posible que el médico del niño le recomiende seguir algún programa deportivo. Es importante que el niño lleve una dieta sana y equilibrada. 
 Asimismo, es fundamental que el joven reciba el apoyo de sus padres. 
 Puede intentar hablar con él de sus problemas y tranquilizarlo demostrándole su voluntad de ayudarle a recuperarse.
Medicamentos 
 En el caso de los niños y adolescentes, los antidepresivos 
únicamente se recetan si se trata de una depresión mayor o si los síntomas persisten. 
Si el médico del niño le receta algún tipo de medicación, por regla general se tratará del antidepresivo llamado fluoxetina (Prozac), combinado con alguna terapia. 
Durante las cuatro primeras semanas del tratamiento, se controlará al niño semanalmente y, más adelante, con la periodicidad que determine el médico. 
El médico le informará sobre los posibles efectos secundarios y la duración prevista del tratamiento. 
Lea siempre el prospecto de información para el paciente que acompaña a los medicamentos.


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX  1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778