Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Tuesday, September 9, 2014

Misa de Sanación Viernes 03 de Octubre, 2014

Misa De Sanación
Viernes 03 de Octubre,  2014

Te invito a Nuestra misa de Sanación el Viernes, 05 de Septiembre, 2014 a partir de las 7:00 PM. 
Rezarmos juntos por nuestros hermanos "Privados de Libertad" sus familias y por nosotros.


St. Columba Church , 343 West 25th Street, New York, NY 10001, entre 8va  y 9na Avenidas. 
Si no puedes asistir, envia tus peticiones por email a radiosigloxxi@aol.com o llama a nuestra oficina 212-244-4778 y se rezará por tus intenciones.

P. Tomás del Valle-Reyes

EL PERDÓN: LA PUERTA  A  LA RECONCILIACIÓN 
Por: Carlos Padilla, Mayo 2008
El perdón es la puerta a la reconciliación en 
cualquier relación que necesita restauración y 
el paso previo para poder amarnos los unos a los otros. 
No se puede amar sin perdonar. 
El objetivo de la vida es el amor, si se guarda rencor no se puede alcanzar. 
El Señor, nuestro Maestro nos enseña: ...
Perdonad y seréis perdonados... Lucas 6:37
Dios no nos perdona si nosotros no perdonamos. 
El perdón es un bálsamo que emana del alma, alma de Dios. 
Nuestra alma, como esposa del alma del Señor también emana ese bálsamo,
 bálsamo, aceite balsámico que como lámpara e incienso, está encendida y 
es quemada por el fuego del Espíritu y llega al corazón, al corazón de Dios y 
al corazón del hombre, del perdonado, y del que perdona.
Perdonar no significa ceder siempre, dejar que el mal triunfe, ni dejarse pisotear sin justicia, sino comprender la esencia carnal del hombre que tiene un enfoque errado, una naturaleza que todos tenemos y que solo en Cristo se puede dominar. 
Si tenemos un objetivo espiritual claro de parte de Dios, podremos perdonar todas las ofensas que nos hagan, 
y también aprenderemos a entender que aquellos que
son enemigos de Dios y blasfeman contra 
Su Espíritu no pueden ser perdonados. 
Ejemplo nos dio también el Maestro cuando trataba con los hipócritas, escribas 
y fariseos incluidos, llamándoles sepulcros blanqueados y raza de víboras. 
Hay muchas circunstancias diarias en las 
que nos encontraremos que tenemos que
 pedir perdón o perdonar.
Cuanto antes comprendamos que es un tema con el 
que viviremos a diario, antes podremos acostumbrarnos
 a perdonar con facilidad. 
Esto para los que son de un corazón misericordioso, 
pero que caen en el rencor. 
Hay muchos que tienen un corazón violento 
o egoísta y no pueden amar nunca. 
Pero hablemos del perdón entre hermanos. 
En la naturaleza espiritual el perdón es el inicio de la reconciliación.
La Biblia dice que si un hermano tiene algo contra nosotros y no
 hemos hecho las paces, no podemos venir a Dios a presentar ofrenda. ...Por tanto, 
si traes tu ofrenda al altar, y
allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo 
contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, 
y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y
entonces ven y presenta tu ofrenda. Mateo 5:23. 
No esperes a tu hermano, sino búscale tú a él para la reconciliación. 
Acepta tu parte de culpa y error y escúchale, busca la paz y síguela. 
Si dos en Cristo se ponen de acuerdo en reconciliarle, el perdón ya está concedido también de parte de Dios y
Su bendición se derrama sobre vosotros. Si hay que aclarar temas personales 
o espirituales, ¿con quién mejor que con un hermano en la fe y la amistad 
de Cristo para poder escuchar, hablar y trabajar para el bien de la fe, de 
la relación mutua, de la familia o de la Iglesia?