Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Tuesday, September 9, 2014

Carta de JHP-Hackensack NJ

Notas de Nuestros Presos 
A continuación les presento una serie de historias y
anécdotas contadas por nuestros "hermanos presos"
las cuales he conocido a través del correo y de mi 
convivencia con ellos a los cuales visito sábados en la MDC en Manhattan .  
Sus nombres han sido cambiados o solamente utilizamos sus iniciales para respetar 
su privacidad y la de sus familiares. 
Si deseas participar en nuestra misa para rezar por ellos y su familia, 
te esperamos cada primer viernes de mes a las 7 PM. 
St. Columba Church
343 West 25 Street
New York, NY 10001
212-244-4778

Quiero pedirles perdon por esta decepción de no poder ser el hijo que ustedes deseaban
y con todo mi corazón les pido perdón una y otra vez
porque no puedo creer ni yo mismo el amor que me
demuestran no acabara con todo mi desamor y
torpesas mias que de una manera tan brutal mate la
confianza de ustedes mis padres.
Estan en mi pensamiento siempre y un poco más que eso
pero nunca supe apreciar adentro de mi pecho ese amor que ustedes me brindaron.
Me duele decir que me quisieron pues desgraciadamente yo
nunca aprecie nada de lo que tuve en manos pero en mi
recuerdo siempre serán las personas que me dieron la vida pero desgraciadamente trate
 de llegar a más lejos y me equivoque completito y aquí pare en estas cuatro rejas como buen sangano que soy.
Estoy en Un camino en el que no se quiere ni se puede andar. No, no se puede ni sentar cabeza para dormir bien, la soledad de las noches son horrorosas y tenemos tiempo nosotros y la utilizamos para pensar y para no para destruir nos uno a otro, aquí hay que sobrevivir a como de lugar pues no existe la hermandad, familia ni amigos.
Trustear, esa es una emocion que quedo fuera, algo que la mente ha inventado, no, no se puede dormir tranquilo como lo hacen los que viven fuera de estas celdas. esta en un lugar que no se quiere llegar nunca, el pasillo obscuro del andar en pasos que te llevan a la desolación, a la soledad, pero siempre llegan los jueves en la noche con la terulia de dos horas con el padre cura, siempre hay algo mas... siempre hay esperansa de esperar al otro jueves.
Yo espero mi sentencia todos los días, ya llevo 2 meses y no se cuanto mas estare aquí.
JHP
Hackensack, NJ

Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo el Siglo 21
330 West 38 Street
Suite 503
New York, NY  10018

Tel- 212-244-4778