Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Monday, June 30, 2014

La Culpa que aparentemente parece Importancia

¿Has conocido alguna vez a una de esas personas que te buscan para que escuches sus quejas, de cómo la vida es injusta con ellas, y lo imposible que le resulta superar esas situaciones?
¿Tú le escuchas?, ¿Alguna vez le has dicho que estás ocupado y que no le puedes escuchar?, 
¿Sabes por qué? Es sencillo si te ha ocurrido alguna vez como te sientes al finalizar esa conversación con esa persona, 
¿Lo has notado?, muy probablemente sentiste que la experiencia te agotó, y ¿Qué pasa con la otra persona?,
pues muy probablemente se va dándote las gracias porque ahora se siente mejor después de hablar contigo.
Y ahora que quizás te has dado cuenta de la situación, ¿cómo te hace sentir esto último?
Tu respuesta a la anterior pregunta es clave para comprender como funciona la culpa cuando se disfraza de importancia.
Aunque el compartir de esa manera con una persona te agote, 
si eliges pensar que esa persona no tiene a nadie más que le escuche puede que te sientas culpable solo del hecho de pensar en dejar de escucharle o no hacerlo más.
Para justificar el continuar escuchando a esta persona, aun a pesar de resultarte desfavorable para tu estado emocional, elige sentirte importante por ser la única persona que le hace sentirse bien cuando escuchas su conversación negativa y reiterativa.
Te sientes importante porque eliges pensar que la otra persona te necesita. Al actuar desde este pensamiento, permites a la culpa controlar tus acciones. 
¿Es esto lo que realmente quieres para ti?, a mi me da la sensación de que no.
 Los seres humanos somos seres libres, y por eso deberíamos siempre sentirnos libres de actuar sin condicionamientos, pero
¿Cómo podemos superar esta situación y lograrlo?
Simplemente detente y pregúntate: ¿Creaste las condiciones de vida que esa persona experimenta en este momento?, ¿Eres responsable por esa persona?
¿Te sientes como el hombro donde llora esa persona?
¿Esa persona se interesa por ayudarse a sí misma y superar la situación?
¿Te utiliza para mantener su rol de víctima de sus circunstancias? ¿Eres quien esa persona necesita o cualquiera que la escuchase ya le serviría?

¿Quiere esa persona realmente organizar su vida?
 ¿De alguna manera esa persona “disfruta” las situaciones de las cuales no quiere salir?
Si respondes a las anteriores preguntas lo más sinceramente posible, las respuestas que obtendrás te permitirán comprender mucho mejor la situación.
Es posible que te vengan pensamientos de que, al escuchar a esa persona, en vez de hacerle un favor lo que estarías haciéndole es privándole de la oportunidad de crecer. 
Es posible que el permitirle a esa persona seguir su camino podría darte a ti la oportunidad de también liberar tu propia necesidad de sentirte importante y necesitado para ella.
Es posible que en este punto la culpa podría hacerte sentir la necesidad de mantenerte en esa situación y seguir como estabas, si experimentas eso, reflexiona sobre lo siguiente: 
 “El permitirle a la otra persona vivir su vida, a la vez te permites vivir la tuya propia”.
El sentirse responsable por todo aquel que se cruza en tu camino podría darte un falso sentido de importancia, podría hacerte sentir necesitado, pero a la vez la culpa con sus disfraces podría estar atrapándote. Liberarte de esa culpa te permitirá que los demás asuman la propia responsabilidad de lo que viven, y la vez te permitiría a ti ocuparte de tu propia vida.


Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo el Siglo 21
330 West 38 Street
Suite 503
New York, NY  10018
212-244-4778