Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Wednesday, May 21, 2014

Perdón Papá!

Papá, desde esta oscura celda, quiero pedirte perdón por esta decepción que te he causado, el dolor y sufrimiento que no puedo remediar. 
Papá, te amo con todo mi corazón, pero me equivoque, me deje llevar de mis “amigos”, mis “Cuates”, mis “Carnales” y todos ellos, al verme aquí en esta pobre celda, me han abandonado. No puedo creer que aquel amor, cuidado y educación que me diste desde niño, lo puse a un lado por “Seguir” a gente que decían ser mis “Amigos”. Hoy, quisiera cambiar todo, volver atrás y escuchar tus consejos, Papito, pero estoy pagando mi condena, por tener oídos sordos y no escuchar tus consejos, tus buenos deseos, que siempre me parecían cursis y anticuados, cosas de viejos! 
Me duele, ver tu sufrimiento, y quisiera cambiar, pero me equivoque, perdóname Papá! 
 Siempre serás aquella persona que me dio la vida, me demostró su amor, bondad, respeto y cariño, pero desgraciadamente no supe apreciar lo que tenia. 
Te amo Papá.

Saturday, May 10, 2014

¡QUE NADA TE DETENGA!!

¡AVANZA!... ¡QUE NADA TE DETENGA!!

Tú, sigue avanzando en la obra que Dios te ha encomendado, pues Él mismo se hará cargo de tu amparo y provisión. El mismo nos garantiza.
Dios, como Padre Nuestro, conoce todos tus caminos y necesidades.
A medida que camines por donde Él te ha mostrado, irás comprobando todos los días, su amor y apoyo incondicional hacia cada uno de nosotros, sus hijos.
Nada pasa por casualidad, todo llega en el momento propicio...
Por eso, cuando las dificultades se hagan presentes, no te detengas...
¡Avanza! Que no hay tiempo que perder, camina junto a Él,

y verás las cosas de otra manera, porque confías solo en Tu Padre.
Nuestro Señor Jesucristo nos Prometió:
Mas busquen primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán dadas. Mateo 6:33.
Muchas veces dudamos de esta promesa del Señor, sobre todo cuando nos encontramos en momentos difíciles; pero no temas, desesperes o entres en depresión.
No temas! ¡Sigue avanzando y confiando fielmente en Tu Padre Dios, que te ama y ¡Nada te faltará!
Recuerda siempre las palabras Salmo 23.1
El Señor es mi pastor, nada me faltara.

Viaje con El Padre Tomas del Valle a China, Tierra Santa, Jordania y Egipto. O dentro de los Estados Unidos También!! Llame y pida su folleto del 2012!! Para mayor información, Visite nuestra página de Internet http://www.descubriendoelsiglo21.com/
330 West 38 Street Suite 503,
New York, NY 10018
Tel-212-244-47778
Cel-917-499-9715
radiosigloxxi@aol.com

ORACIÓN POR LOS PRESOS

Señor Jesús, Tú siempre te mostraste amigo de los pequeños, de los pobres y de los excluidos:
hasta el punto de querer pasar por la experiencia
del preso: fuiste denunciado, detenido y apresado en la oscuridad de la noche, conducido a la 
cárcel y sometido a interrogatorios, insultos, 
burlas, malos tratos y torturas, juzgado sin las 
debidas garantías, condenado y ejecutad
(como muchos a lo largo de la historia y hasta el presente).

Tu amor te llevó a identificarte con ellos y a permanecer presente en ellos:
 "Estuve en la cárcel y viniste a verme". 
Ante este gesto tan desconcertante te pido por los presos de hoy para que:
    No piensen que porque la sociedad los condena, Tú los rechazas.
    No renuncien ni un solo momento a su dignidad de personas e hijos de Dios.
    No pierdan nunca su libertad interior.
    No se desesperen ni caigan en depresión.
    No renuncien a esforzarse contra todo tipo de opresión, 
represión e injusticia.
Tomen conciencia de su conducta. 

    Luchen por su vida y por su reinserción.
    No sean abandonados por sus familias y amigos.
    Su situación los acerque más a Ti.
 También te pido por nosotros y por la sociedad para que:
     No rechacemos a los presos por el hecho de serlo.
    Los respetemos como personas que son.
    Te veamos y sirvamos a Ti en ellos.
    Los acojamos con cariño y comprensión 
cuando recobren su libertad.
    Los acompañemos y ayudemos a reinsertarse.
    Nuestro amor les ayude a descubrir que Tú los quieres.
Amén 



Friday, May 9, 2014

Estoy siempre contigo

¿Me necesitas? Estoy aquí contigo.
No puedes verme, sin embargo soy la luz que te permite ver
No puedes oírme, sin embargo hablo a través de TU voz.No puedes sentirme, sin embargo soy el poder que trabaja en tus manos.
Estoy trabajando en ti, aunque desconozcas Mis senderos.
Estoy trabajando, aunque no reconozcas Mis obras.
No soy una visión extraña. No soy un misterio.
Sólo en silencio absoluto, más allá del "yo" que aparentas ser
Puedes conocerme, y entonces sólo como un sentimiento y como Fe.
Todavía estoy aquí contigo, Todavía te oigo.
Todavía te contesto.
Aunque me niegues, estoy contigo.
En Los momentos en que más solo crees encontrarte, Yo estoy contigo.
Aún en tus temores, estoy contigo.
Aún en TU dolor, estoy contigo.Estoy contigo cuando oras y cuando no oras.
Estoy en it y TU estas en Mí.
Sólo en TU mente puedes sentirte separado de Mí, pues solo en TU
Mente están Las brumas de "lo tuyo" y "lo mío".
Sin embargo tan solo con TU mente puedes conocerme y sentirme.
Vacía TU corazón de temores ignorantes.
Cuando quites el "yo" de en medio, estoy contigo.
De ti mismo no puedes hacer nada, pero Yo todo lo puedo.
Yo estoy en todo.
Aunque no puedas ver bien, el bien está allí, pues Yo estoy allí.
Sólo en Mí el mundo tiene significado; sólo de Mí toma el mundo forma;
Sólo por Mí el mundo sigue adelante
Soy la ley en la cual descansa el movimiento de Las estrellas
Y el crecimiento de toda célula viva.
Soy el amor que es el cumplimiento de la ley.
Soy seguridad, Soy Paz
Soy unificación, Soy la ley por la cual vives.
Soy el amor en el que puedes confiar. Soy TU seguridad.
Soy TU Paz, Soy uno contigo, YO SOY.
Aunque falles en encontrarme, Yo nunca dejo de encontrarte.
Aunque TU fe en Mi es insegura. Mi fe en ti nunca flaquea
Porque te conozco, porque te amo.
Mi bien amado, estoy aquí, contigo.
Soy Jesús...Tu señor. Tu salvador!

Viaja con el Padre Tomas a China, Israel, Niagara Falls, y otras partes dentro de los Estados Unidos. Para mayor información entra en nuestra página de internet www.descubriendoelsiglo21.com sección viajes.
o llama al 212-244-4778

Monday, May 5, 2014

Jueces 19, 1-30

 Y aconteció en aquellos días, cuando no había rey en Israel,
que hubo un levita que moraba como peregrino en los lados del monte de Efraín, el cual había tomado para sí una concubina de Belén de Judá.  Y su concubina cometió adulterio contra él, y se fue de él a casa de su padre, a Belén de Judá, y estuvo allá por tiempo de cuatro meses.
Y se levantó su marido, y la siguió, para hablarle amorosamente y hacerla volver, llevando consigo un criado suyo y un par de asnos; y ella le metió en la casa de su padre.
Y viéndole el padre de la joven, le salió a recibir gozoso;  y le detuvo su suegro, padre de la joven, y quedó en su casa tres días, comiendo y bebiendo, y reposando allí.
 Y aconteció que al cuarto día, cuando se levantaron de mañana, se levantó también el levita para irse, y el padre de la joven dijo a su yerno: Conforta tu corazón con un bocado de pan, y después os iréis.
Y se sentaron ellos dos juntos, y comieron y bebieron. Y el padre de la joven dijo al varón: Yo te ruego que te quieras quedar aquí esta noche, y se alegrará tu corazón.  Y levantándose el varón para irse, el suegro le constriñó a que tornase y pasase allí la noche.
Y al quinto día levantándose de mañana para irse, le dijo el padre de la joven: Te ruego que confortes ahora tu corazón.
Y se detuvieron hasta que ya declinaba el día, y comieron ambos juntos.
 Se levantó luego el varón para irse, él, y su concubina, y su criado.
Entonces su suegro, el padre de la joven, le dijo: He aquí el día declina para ponerse el sol, te ruego que pases aquí la noche; he aquí que el día se acaba, duerme aquí, para que se alegre tu corazón; y mañana os levantaréis temprano a vuestro camino, y te irás a tu casa.
Mas el hombre no quiso pasar allí la noche, sino que se levantó y partió, y llegó hasta enfrente de Jebús, que es Jerusalén, con su par de asnos ensillados, y con su concubina.
 Y estando ya junto a Jebús, el día había declinado mucho; y dijo el criado a su señor: Ven ahora, y vámonos a esta ciudad de los jebuseos, para que pasemos en ella la noche.  Y su señor le respondió: No iremos a ninguna ciudad de extranjeros, que no sea de los hijos de Israel; antes pasaremos hasta Gabaa.
Y dijo a su criado: 1 Ven, lleguemos a uno de esos lugares, para pasar la noche en Gabaa, o en Ramá.
Pasando pues, caminaron, y se les puso el sol junto a Gabaa, que pertenece a Benjamín.  Y se apartaron del camino para entrar a pasar allí la noche en Gabaa; y entrando, se sentaron en la plaza de la ciudad, porque no hubo quien los recibiese en casa para pasar la noche.  Y he aquí un hombre viejo, que a la tarde venía del campo de trabajar; el cual era del monte de Efraín, y moraba como peregrino en Gabaa, pero los moradores de aquel lugar eran hijos de Benjamín. Y alzando el viejo los ojos, vio a aquel viajante en la plaza de la ciudad, y le dijo: ¿A dónde vas, y de dónde vienes? Y él respondió: Pasamos de Belén de Judá a los lados del monte de Efraín, de donde yo soy; y partí hasta Belén de Judá;
mas ahora voy a la casa de Jehová, y no hay quien me reciba en casa, aunque nosotros tenemos paja y de comer para nuestros asnos, y también tenemos pan y vino para mí y para tu sierva, y para el criado que está con tu siervo; no nos hace falta nada. Y el hombre viejo dijo: Paz sea contigo; tu necesidad toda sea solamente a mi cargo, con tal que no pases la noche en la plaza. Y metiéndolos en su casa, dio de comer a sus asnos; y ellos se lavaron los pies, y comieron y bebieron.
 Y cuando estaban gozosos, he aquí, que los hombres de aquella ciudad, hombres hijos de Belial, rodearon la casa, golpeando las puertas, y diciendo al hombre viejo dueño de la casa: Saca fuera el hombre que ha entrado en tu casa, para que lo conozcamos.
Y saliendo a ellos aquel varón, amo de la casa, les dijo:
No, hermanos míos, os ruego que no cometáis este mal, pues que este hombre ha entrado en mi casa, no hagáis esta maldad.
He aquí mi hija virgen, y la concubina de él; yo os las sacaré ahora; humilladlas, y haced con ellas como os pareciere, y no hagáis a este hombre cosa tan infame.  Mas aquellos hombres no le quisieron oír; por lo que aquel hombre tomó a su concubina y la trajo a ellos; y ellos la conocieron, y abusaron de ella toda la noche hasta la mañana, y la dejaron cuando apuntaba el alba.
 Y cuando ya amanecía, vino la mujer y cayó delante de la puerta de la casa de aquel hombre donde su señor estaba, hasta que se hizo de día.
Y levantándose de mañana su señor, abrió las puertas de la casa, y salió para seguir su camino, y he aquí, la mujer su concubina estaba tendida delante de la puerta de la casa, con las manos sobre el umbral.  Y él le dijo: Levántate, y vámonos.
Pero ella no respondió. Entonces la levantó el varón, y echándola sobre su asno, se levantó y se fue a su lugar.
Y llegando a su casa, tomó un cuchillo, y echó mano de su concubina, y la partió por sus huesos en doce pedazos, y los envió por todos los términos de Israel.
 Y todo el que lo veía, decía: Jamás se ha hecho ni visto cosa semejante, desde el tiempo que los hijos de Israel subieron de la tierra de Egipto hasta hoy. Considerad esto, dad consejo, y hablad.