Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Tuesday, January 28, 2014

En momentos de Depresión

 Que tu nombre sea bendito eternamente Señor Dios mío.
Ha llegado a mí esta
depresión, que me humilla y me hace sufrir. 
No logro alejarla de mi mente. Necesito refugiarme
en Ti por medio de la oración, para que me ayudes y cambien en bienes mis males.
Señor: tengo aflicción y mi corazón sufre, porque esta depresión me acosa mucho. ¿Y qué diré amado Padre Celestial? 
El combate arrecia. “Sácame triunfante de esta hora” (Jn.12,27).
Mas para esto llegué a esta hora (Jn. 12). 
Para que tú seas glorificado cuando ya haya sufrido profunda humillación y reciba luego liberación de parte de Ti “Líbrame Señor en tu
misericordia” (Salmo 39) porque yo pobre y miserable “¿qué haré y a dónde iré sin Ti?”.
Ayúdame a aceptar con paciencia esta situación y a sacar provecho y madurez de ella.
Pero ojalá obtenga de Ti la fortaleza necesaria para resistir hasta que pase la tempestad y
nazca de nuevo la calma. Sé muy bien que tu Omnipotente mano puede quitarme esta
depresión o al menos disminuir su fuerza para que no logre vencerme ni dominarme. 
Muchas
veces me has hecho este gran favor Señor Dios misericordioso: sígueme ayudando.
Pues cuanto más difícil es para mí, tanto más fácil es para Ti cambiar en victorias mis derrotas. 
Señor, no nos dejes caer en la tentación de la tristeza, y líbranos de todo mal. Amén.

Viaje con el Padre Tomas Del Valle-Reyes a China o Tierra Santa, para mayor información, visite nuestra página de Internet, o nuestro Blog   http://siglo21speregrinaciones.blogspot.com       www.descubriendoelsiglo21.com
330 West 38 Street
Suite 503
New York, Ny 10018
Tel-212-244-4778
Cel – 917-499-9715

Tuesday, January 21, 2014

Vaso de Agua sucia

Una alumna de un colegio falto a clases por una semana,
y otra compañera empezó a decir que la primera no asistía a clases porque estaba embarazada y se estaba practicando un aborto.
La maestra escucho los comentarios y llamo a la muchacha a su oficina, y le dijo: “Por favor, tráeme un vaso de agua bien lleno”.
La estudiante se lo trajo. La maestra le dijo: “tira toda el agua al piso”. La muchacha titubeo, pero al final obedeció.
Después de derramada el agua en el suelo, la maestra le dijo: 
“ahora, recoge el agua del piso y ponla en el vaso”.
“No se puede”, dijo la alumna. Y la maestra le repitió: 
“Hazlo”!!!!.
La alumna, con Paños y servilletas, recogió todo lo que pudo y así llego a llenar medio vaso de agua, y estaba sucia. 
La maestra le dijo a la alumna: “Así es como ha quedado la fama y el honor de tu compañera”. “Aun cuando quieras reparar el mal que haz hechos, no podrás hacerlo totalmente”. "Tu compañera falto a clases porque estaba en el entierro de su padre, que falleció hacer unos días”.
Con cuanta facilidad, hablamos sin saber verdaderamente la realidad de las cosas y sobre todo desconociendo, la esencia sagrada misma, de las personas que nos rodean. 
Que inocencia tan grande, hacernos eco de rumores malsanos y destructivos, seamos más humanos, seamos mas personas.


Wednesday, January 8, 2014

No te Pido......

No te pido en el día ese sol que no me merezco, ni te pido en la noche esa luna que desprecié.
No te pido la dulce libertad de la cual hoy amargamente carezco, porque siendo libre quisiste hablarme, pero fue en la cárcel donde te escuché.
No te pido que abras frente mí el mar rojo, para que en presencia de mis enemigos pueda yo en seco cruzar.
Ni te pido que hagas ante mí un gran milagro.

No te puedo pedir como José, que te acuerdes de mí en este lejano y solitario lugar, porque reconozco y sé que cuando vino a buscarme la mujer de Putifar, no dudé un momento ni me quise yo de ti acordar al enredarme en los brazos del deseo y al deleitarme en el placer del pecar. Cómo podría yo, Señor, tan egoístamente pedirte que seas Tú quien recoja lo que con mis manos sembré.
Cómo podría yo, Señor, después de tanto herirte y pagarte haciendo daño cuando Tú hiciste bien, pedirte que seas el paño para enjugar mis noches… Tan sólo, Señor, te pido que no vaya a ser mi vida echada en el olvido, Como se pone una vieja carta en el fondo de un cajón, sino que sean mis días cautivos como un faro de luz para mi generación, y que esté donde estén todos sean testigos de que Cristo vive en mi corazón.
No te enojes, Señor, si soy atrevido, pero con mi corazón humillado te pido que no se apague mi luz sin que derrames sobre mí la promesa de tu Santa unción.

*** ¿Necesitas Rosarios, Biblias, aceites de Tierra Santa?

Tienda
Te Invito a Visitar Nuestra Tienda Cibernética
Con tu compra nos ayudas a seguir Evangelizando a través del Internet y llevando alegrías y esperanzas a nuestros “Hermanos Privados de Libertad”

Tuesday, January 7, 2014

Tu presencia en la Eucaristía


Nos presentamos ante ti sabiendo que nos llamas y que nos amas tal como somos. Nuestro corazón se llena de gozo y de esperanza.
Señor Jesús:
Nos presentamos ante ti sabiendo que nos llamas y que nos amas tal como somos.
"Tú tienes palabras de vida eterna y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Hijo de Dios" (Jn. 6,69).
Tu presencia en la Eucaristía ha comenzado con el sacrificio de la última cena y continúa como comunión y donación de todo lo que eres.
Aumenta nuestra FE.
Por medio de ti y en el Espíritu Santo que nos comunicas, queremos llegar al Padre para decirle nuestro SÍ unido al tuyo.
Contigo ya podemos decir: Padre nuestro.
Siguiéndote a ti, "camino, verdad y vida", queremos penetrar en el aparente "silencio" y "ausencia" de Dios, rasgando la nube del Tabor para escuchar la voz del Padre que nos dice: "Este es mi Hijo amado, en quien tengo mi complacencia: Escuchadlo" (Mt. 17,5). Con esta FE, hecha de escucha contemplativa, sabremos iluminar nuestras situaciones personales, así como los diversos sectores de la vida familiar y social.
Tú eres nuestra ESPERANZA, nuestra paz, nuestro mediador, hermano y amigo.
Nuestro corazón se llena de gozo y de esperanza al saber que vives "siempre intercediendo por nosotros" (Heb. 7,25).
Nuestra esperanza se traduce en confianza, gozo de Pascua y camino apresurado contigo hacia el Padre.
Queremos sentir como tú y valorar las cosas como las valoras tú. Porque tú eres el centro, el principio y el fin de todo.
Apoyados en esta ESPERANZA, queremos infundir en el mundo esta escala de valores evangélicos por la que Dios y sus dones salvíficos ocupan el primer lugar en el corazón y en las actitudes de la vida concreta.
Queremos AMAR COMO TÚ, que das la vida y te comunicas con todo lo que eres.
Quisiéramos decir como San Pablo: "Mi vida es Cristo" (Flp. 1,21).
Nuestra vida no tiene sentido sin ti.
Queremos aprender a "estar con quien sabemos nos ama", porque "con tan buen amigo presente todo se puede sufrir". En ti aprenderemos a unirnos a la voluntad del Padre, porque en la oración "el amor es el que habla" (Sta. Teresa).
Entrando en tu intimidad, queremos adoptar determinaciones y actitudes básicas, decisiones duraderas, opciones fundamentales según nuestra propia vocación cristiana.
CREYENDO, ESPERANDO Y AMANDO, TE ADORAMOS con una actitud sencilla de presencia, silencio y espera, que quiere ser también reparación, como respuesta a tus palabras: "Quedaos aquí y velad conmigo" (Mt. 26,38).
Tú superas la pobreza de nuestros pensamientos, sentimientos y palabras; por eso queremos aprender a adorar admirando el misterio, amándolo tal como es, y callando con un silencio de amigo y con una presencia de donación.
El Espíritu Santo que has infundido en nuestros corazones nos ayuda a decir esos "gemidos inenarrables" (Rom. 8,26) que se traducen en actitud agradecida y sencilla, y en el gesto filial de quien ya se contenta con sola tu presencia, tu amor y tu palabra.
En nuestras noches físicas y morales, si tú estás presente, y nos amas, y nos hablas, ya nos basta, aunque muchas veces no sentiremos la consolación.
Aprendiendo este más allá de la ADORACIÓN, estaremos en tu intimidad o "misterio".
Entonces nuestra oración se convertirá en respeto hacia el "misterio" de cada hermano y de cada acontecimiento para insertarnos en nuestro ambiente familiar y social y construir la historia con este silencio activo y fecundo que nace de la contemplación.
Gracias a ti, nuestra capacidad de silencio y de adoración se convertirá en capacidad de AMAR y de SERVIR.
Nos has dado a tu Madre como nuestra para que nos enseñe a meditar y adorar en el corazón. Ella, recibiendo la Palabra y poniéndola en práctica, se hizo la más perfecta Madre.
Ayúdanos a ser tu Iglesia misionera, que sabe meditar adorando y amando tu Palabra, para transformarla en vida y comunicarla a todos los hermanos.
Amén.

Tienda del Siglo 21
¿Necesitas biblias?, Rosarios de Jerusalén? Agua bendita? ¿Aceites, etc? Visita nuestra tienda cibernética en la comodidad de tu hogar



  • La Tienda

  • Father Tomas Del Valle-Reyes
    Descubriendo El Siglo 21
    330 West 38 Street
    Suite 503
    New York, NY 10018
    Radiosigloxxi@aol.com