Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Wednesday, May 25, 2016

DIOS EXISTE

Un hombre fue a una barbería a cortarse el pelo y
recortarse la barba.
Como es costumbre en estos casos, entabló una amena
conversación con la persona que le atendía.
Hablaban de muchas cosas y tocaron varios temas.
De pronto, hablaron de Dios.
El barbero dijo: Fíjese caballero, que yo no creo que Dios exista,
como usted dice...
 - Pero, ¿por qué dice usted eso? - preguntó el cliente.
 - Pues es muy fácil, basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe, o dígame, acaso si Dios existiera,
¿habrían tantos enfermos?,
¿habría niños abandonados?.
Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad.
Yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas.
El cliente se quedó pensando un momento,
pero no quiso responder para evitar una discusión.
El barbero terminó su trabajo y el cliente salió del negocio.
Recién abandonaba la barbería, observó en la calle a un hombre con la barba y el cabello largo.
Al parecer, hacía mucho tiempo que no se lo cortaba y
se veía muy desarreglado.
Entonces entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero:
 - ¿Sabe una cosa? los barberos no existen . . .
 - ¿Cómo que no existen?
- preguntó el barbero
- Si aquí estoy yo, y soy barbero.
 - ¡No! - dijo el cliente
- No existen porque si existieran no habría personas con el pelo y
la barba tan larga como la de ese hombre que va por la calle.
- Ahh, los barberos sí existen, lo que pasa es que esas personas no vienen hacia mí.
 - ¡Exacto! - dijo el cliente - ese es El punto, Dios sí existe, lo que pasa es que las personas no van hacia Él y no le buscan, por eso hay tanto dolor y miseria...


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Wednesday, May 18, 2016

12 PROPÓSITOS

Mi Señor Jesucristo: Deseo regalarte estos 12 propósitos:
1. FE, para abandonarme plenamente en tí.
 "Si Dios no es tu fin, te encuentras como un hombre
sin pies o como el que los tiene torcidos y no puede caminar.
Si, además, ansías los bienes de este mundo,
corres, sí, pero corres fuera del camino: tu marcha
es más bien andar errante que caminar al fin."
San Agustín. (In Ep. Io. 10, 1)
2. ESPERANZA, para nunca desfallecer en el camino.
"Dirige, pues, tus aspiraciones al fin, dirígelas a Cristo;
todo cuanto hagas, refiérelo a él, y cuando en él descanses,
no quieras tener más anhelos.
Pon en Cristo tu mirada, para que no te detengas en el camino y llegues al fin." San Agustín.
   
3. CARIDAD, para endulzar la vida. "La caridad es la que nos da paciencia en las aflicciones, moderación en la prosperidad, valor en las adversidades, alegría en las obras buenas; ella nos ofrece un asilo seguro en las tentaciones, da generosamente hospitalidad a los desvalidos, alegra el corazón cuando encuentra verdaderos hermanos ...." San Agustín (Serm 350, 2-3)

4. HUMILDAD y SENCILLEZ, para servirte con el corazón. "No te dejes engañar por la soberbia, al ver que es abundante en obras; ten presente que hace algunas muy semejantes o casi iguales a las inspiradas por la caridad. La caridad da de comer al hambriento, y también lo hace la soberbia; pero la caridad lo hace para que el Señor sea glorificado y la soberbia para ser ella alabada." San Agustín. ( In Ep, Io,8,9) "Tu enemigo es tu propio deseo: eres tentado, cuando eres atraído y halagado por tu propio deseo;.." San Agustín. Serm 57, 9.
   
5. BONDAD, para ser como Tú eres. "Ten entrañas de misericordia, abraza la bondad, a fin de revestirte de Cristo; porque en la medida que practicas la bondad te revistes de Cristo y por la semejanza con Cristo te hace semejante a Dios." San Gregorio Niseno. (D. 1 en Gn 1, 26)

6. SERVICIO, para usar al máximo los dones que me has dado. "Entra pues, dentro de tí mismo, y en todo lo que hagas ten presente que Dios es testigo" San Agustín.
7. SERENIDAD, para tener el tesoro de la paz interior. "Tu barca se agita y amenaza naufragio, porque Cristo duerme dentro de tí. Cuando en el mar de este mundo descubres que los buenos son perseguidos y los malos triunfan, surge la tentación , se encrespan las olas.
Tu alma dice: Despierta a Jesús en ti y dile de corazón: ¡Maestro, que perezco! Me aterran los peligros del mundo; ¡estoy perdido! Entonces él despertará, y volverá la fe a tu corazón" San Agustín. (In Ps 25, 4)
8. SABIDURÍA, para actuar como tú quieres. " Entra en tí mismo y deja atrás el ruido y la confusión. Mira dentro de tí. Mira a ver si hay algún delicioso lugar escondido en tu conciencia donde puedas estar libre del ruido y de la discusión. Donde no hay necesidad de continuar tu disputa y hacer proyectos para seguir adelante en tu camino. Escucha la palabra con calma para entenderla." San Agustín. (Sermones 52, 22)
9. AMOR, para sentirte a mi lado. " Donde está el amor, ¿qué puede faltar? Y si el amor no está ¿qué puede valer?" San Agustín. (In Io. 83,3) "Quita la fe, y desaparece lo que crees; quita la caridad, y desaparece lo que haces. A la primera pertenece lo que crees; a la segunda pertenece lo que obras. Te diré, en conclusión, que la única fe purificadora es la que obra por amor" San Agustín. (Serm. 53,2)

10. PERSEVERANCIA, para cuidar los detalles que te agradan. "¿Quieres ser grande? Comienza por lo más pequeño. Cuanto más alto sea el edificio que se desea levantar tanto más profundos se cavan los cimientos. La construcción de un edificio continuamente va subiendo; en cambio, el que abre las zanjas va bajando. Por consiguiente, todo edificio, antes de alcanzar su altura, debe descender, y el remate se yergue después de haber descendido." San Agustín. (Ser. 69,2)

11.SALUD, para aprovechar la vida que me has prestado. " Tarde te amé, Belleza tan antigua y tan nueva, tarde te amé. Me has llamado y tu grito rompió mi sordera. Resplandeciste y has disipado mi ceguera. Exhalaste tu perfume, lo respiré y ahora te anhelo. Te he gustado y tengo hambre y sed de ti. Me tocaste y ardo de deseo por tu paz" . San Agustín. (Confesiones 10, 27)

12. OBEDIENCIA, para aceptar tu voluntad.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Wednesday, May 11, 2016

La virtud de la Prudencia

La prudencia es una de
esas virtudes de las que apenas se habla y que,
sin embargo, resulta ser una clave en el dificílisimo arte
de ordenarnos rectamente en nuestra relación con el prójimo.
No nacemos prudentes, pero debemos hacernos prudentes por el ejercicio de la virtud.
Y no es tarea fácil.
 El pensamiento puede descarriarse como se descarría la
voluntad, porque está expuesto a las mismas pasiones y a los mismos condicionamientos.
Pensar y bien exige una gran atención, no sólo sobre las cosas,
sino principalmente sobre nosotros mismos.
Hay que saber estar atentos sobre las razones, pero mucho más sobre nuestras pasiones que son las que nos impulsan al error.
Porque los hombres solemos errar por precipitación en nuestros juicios, afirmando cosas que la razón no ve claras, pero que estamos impulsados a afirmar como desahogo de nuestras pasiones.
Quien no sabe controlar sus pasiones, tampoco sabrá controlar sus razones y se hace responsable moral de sus yerros.
La razón es la que ha de regir nuestra conducta en la verdad y por eso la prudencia es la primera de las virtudes cardinales.
Pero la verdad requiere tener sosegada el alma para conseguir tener sosegada la mente con objetivas razones.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX  1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Oración de Teresa de Calcuta

Para rezar en cualquier necesidad 
Señor, cuando tenga hambre, dame alguien que
tenga necesidad de alimento.
Cuando tenga sed, dame alguien que tenga
necesidad de bebida.
Cuando sienta frío, mándame alguien para que lo caliente.
Cuando tenga un disgusto, ofréceme alguien
para que lo consuele.
Cuando mi cruz se
vuelva pesada, hazme compartir la cruz de otro.
Cuando me sienta pobre, condúceme hasta
alguien que esté necesitado.
Cuando tenga tiempo,
dame alguien a quien pueda ayudar unos momentos.
Cuando me sienta humillado, haz que tenga
alguien a quien alabar.
Cuando esté desanimado,
dame alguien a quien dar ánimos.
Cuando sienta necesidad de la comprensión de otros,
mándame alguien que necesite de la mía.
Cuando necesite que se ocupen de mí, mándame
alguien de quien tenga que ocuparme.
Cuando pienso solo en mí mismo, atrae mi
atención hacia otra persona.
Haznos dignos, Señor, de servir a nuestros
hermanos que, en todo el mundo, viven y mueren pobres y hambrientos.
 

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Wednesday, May 4, 2016

¿QUIERES HABLAR CON DIOS?

Cada día resulta más fácil comunicarse con las personas; pero, ¿y con Dios?.
Aquí tienes ocho reglas para llamarle y contar con Él, cuando desees: 
1. Marca el prefijo correcto. No a lo loco.
2. Una conversación telefónica con Dios no es un monólogo. 
No hables sin parar, escucha al que habla al otro lado.
3. Si la conversación se interrumpe, comprueba si has sido tú el causante del corte.
4. No adoptes la costumbre de llamar sólo en casos de urgencia.
Eso no es trato de amigos.
5. No seas tacaño. 
No llames sólo a las horas de "tarifa reducida", es decir,
cuando toca o en fines de semana.
Una llamada breve en cualquier momento del día sería ideal.
6. Las llamadas son gratuitas y no pagan impuestos.
7. No olvides decirle a Dios que te deje en el contestador
todos los mensajes que quiera y cuando quiera.
8. Toma nota de las indicaciones que Él te diga para
que no las eches en olvido.
Si a pesar del cumplimiento de estas reglas la comunicación se torna difícil, dirígete
con toda confianza a las oficinas del Espíritu Santo.
Él restablecerá la comunicación.
Si tu teléfono no funciona, llévalo al taller de reparación
que lleva por nombre "Sacramento del Perdón". 
Allí todas las reparaciones son gratuitas y tienen una
garantía de por vida.
(Texto de un empleado de TELECOM en Francia.)


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Cuando otro actúa de esa manera

Cuando otro actúa de esa manera, decimos que tiene mal genio;
pero cuando tú lo haces, son los nervios.
Cuando el otro se apega a sus métodos, es obstinado;
pero cuando tú lo haces, es firme.
Cuando el otro no le gusta tu amigo, tiene prejuicios;
pero cuando a ti no te gusta su amigo, sencillamente muestras ser un buen juez de la naturaleza humana.
Cuando el otro hace las cosas con calma, es una tortuga:
pero cuando tú lo haces despacio es porque te gusta pensar las cosas.
Cuando el otro gasta mucho, es un despilfarro;
pero cuando tú lo haces, eres generoso.
Cuando el otro encuentra defectos en las cosas, es maniático; pero cuando tú lo haces, es porque sabes discernir.
Cuando el otro tiene modales suaves, es débil; cuando tú lo haces, eres cortés.
Cuando el otro rompe algo, es torpe; cuando tú lo haces, eres enérgico.
¿Por qué te fijas en la astilla que tiene en el ojo tu hermano/a, en tu madre/padre, en tu esposa/o, en tu hijo/a en tu prójimo y no te fijas en la viga que tienes en el tuyo?
Veamos las virtudes de los demás, y dejemos de juzgar, que conforme a nuestro juicio seremos juzgados. Cada uno de nosotros tiene mil cosas que hacer, y poseemos bienes materiales, algunos más que otros.
Sin embargo, cuando llegamos delante de Dios; ¿De qué nos sirven? ¿Podemos acaso impresionar a Dios con nuestros bienes?.
Lo mejor que le podemos ofrecer a Dios es nuestra vida, nuestros pensamientos y corazones.
De esa forma, agradaremos a Dios, pues ¿qué le podemos ofrecer a Dios que Él no pueda tener?
Solamente aquello que nos dio la libertad de entregarle o no: ¡nuestras vidas! 
El día de hoy Dios quiere mostrarnos lo que realmente vale para Él, y que es lo único necesario para agradarle.
¿Quieres agradar a Dios? ¡Date tú mismo en este día y entrégale tu corazón! Para Él es el mayor tesoro.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Sunday, May 1, 2016

Carta de un niño a su mamá

(Le hará llorar… ) 
Querida mamá: Soy tu hijo,
¿recuerdas? no he desaparecido, pues Dios infundió un
alma eterna en el momento en que fui concebido.
No vi nunca la luz del día pero vivo para siempre.
Sé porque me mataste, eras muy joven, alegre y
muy bonita cuando conociste a mi papa; de esa pasión desbordada fui engendrado yo.
Nunca olvidaré los meses que me acunaste en tu vientre, ¡me sentía muy seguro y tan amado!

Comprendo que no me desearas, pues ¡que pensarían mis abuelos! había que blanquear al desliz matando al delator y ese era yo...
Esa noche hablaste de mí con papá, de que me llevabas dentro, que estabas triste, te sentías mal, temerosa, pues eran jóvenes y tenían muchos sueños por realizar.
Esa fue la razón que le diste a mi papá.
Era tanto tu miedo a mis abuelos, y te afligía pensar en "el que dirán" Sentí que mi papito se quedó callado y quiso llorar, te vio con ansia, casi con miedo; el me quería, casi estoy seguro.
Iba en su vida, en su pensamiento.
Sentí morirme pues escuché tantos gritos y llantos, tantos reproches que se dijeron; pues el quería verme nacido y tu no.
¡Que peleas... hasta que le arrancaste el dinero que costó mi defunción! a todo le ponen precio, hasta al asesinato de un inocente.
¡Qué caros son los abortos! dijiste.
Iba a ser bueno con mis papitos, no lloraría en toda la noche, me aguantaría, seria hombrecito, no lanzaría tan siquiera un grito, para evitarme cualquier reproche.
Si no había lugar para mí así de chiquito, me conformaría con estar cerca y dormiría en el suelo.
Soñaba con ver flores o la luz del día, iba a ser bueno con mis mayores; todos mis actos serian mejores por ver alegres a mis papitos.
¡Soñaba tanto en aquel momento, en el instante que me tendrías! me veía envuelto en tus brazos, cubierto a besos, tu siempre me arrullarías y mi papa me diría travieso…. yo les pregunto: ¿no me querían?
Al día siguiente, muy temprano fueron dispuestos al hospital; observé por última vez aquella casa.
Entramos a un cuarto impecablemente blanco y frio; yo sentí miedo y te di un abrazo.
Después busque a mi papito, pues atentaban contra mi vida, y lo vi temblando cuando pasábamos a la camilla.
Una lagrima rodó por su mejilla; ¿sería que sí me quería? estaba llorando, ¡sálvame! le grite, y aunque lo vi indeciso por un instante, me abandonó.
Cerraron las puertas y te durmieron mamita, quedándome solito, aislado, preso.
Iba a morir lo sabía, yo no imploraba pues aunque suplicara de nada serviría. 
Sentí un dolor agudo aquí en el pecho, sólo un ratito y después nada.
Mi cuerpecito aún caliente quedó en un frasco. 
Ya estaba muerto el Dr. dijo que próximamente seria expuesto a experimentos, perdí mi cuerpo mas no mi alma.
Hoy casi un año de aquella infamia yo los recuerdos con mucho amor, aunque soy un ángel a veces sufro al ver que a veces lloran y gimen, al acordarse de cada segundo de aquel aborto, que fue su crimen.
No justifico su crimen pero los perdono. Perdono a papá por haber sido tan irresponsable.
También perdono a aquel que vestido de blanco se manchó con mi sangre.
¡Qué dolor cuando me punzó con aquella enorme aguja, y después me despedazó a sangre fría!
Sé que tú nunca olvidarás el ruido de aquella aspiradora que se tragó mi cuerpecito.
Conozco mamá tus largas noches en vela y tus sobresaltos, sé que luchaste mucho en tu interior sobre tu decisión de abortarme, en el fondo me querías pero pudo más en tí el miedo, sé que me amabas pues aún sueñas conmigo y más de una vez te has preguntado con remordimientos, si soy niño o niña y piensas cómo seria hoy día... ¡Soy niño! y diosito me nombró Miguel como el arcángel.
Me parezco mucho a tí, como me vas a olvidar? si yo cada momento pido a Dios que borre esas pesadillas que turban tu descanso y te dan muerte en vida.
Querida mamá, quiero verte feliz!
Con los abortos se ha privado a la humanidad de brillantes poetas, sacerdotes, pintores, arquitectos, pilotos, médicos.
A mi todos me dicen que quizá habría sido un habilidoso cirujano o un pianista al estilo Mozart.
Mami cuando nos reunamos ya verás qué manos tengo, lo que más me agrada es cuando me dicen tu mamá debe ser muy hermosa... Ah!! Se me olvidaba aunque me consumo en deseos por verte no te des prisa en venir, pues aun tienes muchos sueños por realizar.
Te amo mami y te espero con la boca rebosante de besos que tengo guardados solo para tí!!


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778