Paypal

Ayúdanos con una Biblia o un rosario, haz una donación.

Monday, July 18, 2016

El náufrago

El único sobreviviente de un naufragio llegó a la playa de una diminuta y deshabitada isla.
El oró fervientemente a Dios pidiéndole ser rescatado, y cada día escudriñaba el horizonte buscando ayuda, pero no parecía llegar. Cansado, finalmente optó por construirse una cabaña de madera para protegerse de los elementos y almacenar sus pocas pertenencias.
Un día, tras merodear por la isla en busca de alimento, regresó a casa para encontrar su cabañita envuelta en llamas, con el humo ascendiendo hasta el cielo.
Lo peor había ocurrido... lo había perdido todo.
Quedó anonadado con tristeza y rabia. "Dios: cómo me pudiste hacer esto a mi!" se lamentó.
Temprano al día siguiente, sin embargo, fue despertado por el sonido de un barco que se acercaba a la isla.
Había venido a rescatarlo.
¿Cómo supieron que estaba aquí?, preguntó el cansado hombre a sus salvadores.
 "Vimos su señal de humo", contestaron ellos.
Es fácil descorazonarse cuando las cosas marchan mal.
Pero no debemos desanimarnos, porque Dios trabaja en nuestras vidas, aún en medio del dolor, la incertidumbre y el sufrimiento.
¡Ten fe!
Dios está contigo y te ayudará a salir adelante.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778
www.descubriendoelsiglo21.com/

Monday, July 11, 2016

Pregunta!!!

¿Qué puedo hacer para mejorar el mundo?
Cualquier persona medianamente interesada por el resto de sus semejantes, se ha planteado en más de una ocasión esta pregunta: ¿Qué puedo hacer para mejorar el mundo?.
En la actualidad, raro es el día en que las noticias no incitan a cuestionarse el propio comportamiento:
¿cómo puedo seguir llevando este estilo de vida cuando la gente está muriendo de hambre en muchos países, cuando los habitantes de una nación se matan entre sí, cuando el color de la piel o la carencia de pasaporte es un estigma que conduce a la muerte, cuando ... ?
Y la respuesta no suele ser otra que una desconsoladora confesión de impotencia. ¿Qué voy a hacer yo frente a problemas de tales dimensiones?
Por eso razonamos de la siguiente manera: no estoy en condiciones de arreglar nada. ¡Falaz razonamiento! Aunque cueste creerlo, hay que contestar que sí.
No se me pide que logre detener todas las guerras, solo que siembre un poco de amor a mi alrededor; no se me exige que calme la necesidad de todos los hambrientos, tan sólo que destine una buena parte de mis ahorros a quienes los necesiten; nadie me obliga a consolar a los millones de seres que necesitan apoyo, únicamente se me pide que sea un poco de alivio para cuantos están cerca de mí. Nada más se me puede exigir, y tampoco nada menos.
Y con estas acciones conseguiremos hacer recapacitar a los que nos contemplan y quizá cunda el ejemplo...

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Monday, July 4, 2016

LA ESPERANZA ES LO MÁS FUERTE

La esperanza es un arma que no debemos dejar de la mano;
trabaja allí donde no parece haber remedio.
Un proverbio dice que hay en el mundo diez cosas más fuertes la una que la otra, y en relación ascendente.
Son estas: Lo más fuerte serían las montañas; pero el hierro es más fuerte, porque deshace las montañas.
El fuego es más fuerte, porque funde el hierro.
El agua vence al fuego, porque lo apaga.
Las nubes desafían al agua, porque se apoderan de ella.
El viento se ríe de las nubes, porque las disipa.
El hombre camina contra el viento y lo vence.
El vino aturde al hombre a pesar de su inteligencia.
El sueño es más fuerte que el vino, porque hace desaparecer sus efectos.
Pero la tristeza ahuyenta el sueño e impide conciliarlo.
Mas la esperanza en Dios vence la tristeza y por eso es lo más fuerte de todo.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Wednesday, June 29, 2016

LA SILLA

La hija de un hombre le pidió
al sacerdote que fuera a su casa a hacer una oración por su padre, que estaba muy enfermo.
Cuando el sacerdote llegó a la habitación del enfermo, encontró a este hombre en su cama con la cabeza alzada por un par de almohadas. Había una silla al lado de su cama, por lo que el sacerdote pensó que el hombre sabía que vendría a verlo. - "Supongo que me estaba esperando", le dijo.
 - "No, ¿quién es usted?", dijo el hombre.
- "Soy el sacerdote que su hija llamó para que orase con usted; cuando vi la silla vacía al lado de su cama supuse que usted sabía que yo vendría a visitarlo".
 - "Ah sí, la silla", dijo el hombre enfermo, ¿le importa cerrar la puerta?
El sacerdote, sorprendido, la cerró.
"Nunca le he dicho esto a nadie, pero toda mi vida la he pasado sin saber cómo orar.
Cuando he estado en la Iglesia he escuchado siempre al respecto de la oración, que se debe orar y los beneficios que trae, pero siempre esto de las oraciones me entró por un oído y me salió por el otro, pues no tengo idea de como hacerlo.
Entonces hace mucho tiempo abandoné por completo la oración.
Esto ha sido así en mi hasta hace unos cuatro años, cuando conversando con mi mejor amigo me dijo: José, esto de la oración es simplemente tener una conversación con Jesús.
Así es como te sugiero que lo hagas: te sientas en una silla y colocas otra silla vacía enfrente tuyo, luego con fe miras a Jesús sentado delante de ti. No es algo alocado el hacerlo pues Él nos dijo: "Yo estaré siempre con vosotros". Por lo tanto, le hablas y lo escuchas, de la misma manera como lo estás haciendo conmigo ahora".
"Es así que lo hice una vez y me gustó tanto que lo he seguido haciendo unas dos horas diarias desde entonces".
Siempre tengo mucho cuidado que no me vaya a ver mi hija.... pues me internaría de inmediato en el manicomio."
El sacerdote sintió una gran emoción al escuchar esto y le dijo a José que era muy bueno lo que había estado haciendo, y que no dejara de hacerlo. Luego hizo una oración con él, le extendió una bendición y se fue a su parroquia.
Dos días después, la hija de José llamó al sacerdote para decirle que su padre había fallecido.
El sacerdote le preguntó:
 -"¿Falleció en paz?" 
 -"Sí, cuando salí de la casa a eso de las dos de la tarde me llamó y fui a verlo a su cama, me dijo lo mucho que me quería y me dio un beso. Cuando regresé de hacer compras una hora más tarde ya lo encontré muerto. Pero hay algo extraño respecto a su muerte, pues aparentemente, justo antes de morir, se acercó a la silla que estaba al lado de su cama y recostó su cabeza en ella, pues así lo encontré.
¿Qué cree usted que puede significar esto?"
El sacerdote se secó las lágrimas de emoción y le respondió: "Ojala que todos nos pudiésemos ir de esa manera..."


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Thursday, June 23, 2016

Juan Cruz Carmona

Con consentimiento de Juan Cruz Carmona, estamos colocando su Número de ID y Dirección para las personas que deseen escribirle. 
Si no deseas utilizar tu dirección, utiliza la dirección de tu Parroquia, (con el consentimiento de tu Párroco, por supuesto) o  de Descubriendo el Siglo 21, P.O. BOX 1170, New York, NY  10018.
Muchacho colombiano que se encuentra recluido de por vida y luego en Julio quizás lo envían a Arizona.

ID# 211361 
Juan Cruz Carmona 
Union County Jail 
15 Elizabethtown Plaza 
Elizabeth, NJ 07202

Wednesday, June 22, 2016

ESPECTACULAR MENSAJE
DEL PAPA FRANCISCO:

Al envejecer, y ser más sabios, lentamente nos damos cuenta de que: 
Un reloj de 3000 € marca la misma hora que un reloj de 30 €.
Una cartera de 300 € carga el mismo dinero que una de 30 €.
La soledad en una casa de 70 metros cuadrados o de 300 es la misma.
Espero que un día te des cuenta de que tu felicidad interna no viene de las cosas materiales en el mundo.
No importa si viajas en primera clase o en la económica, igual bajas si el avión se cae.
Espero que te des cuenta que, cuando tienes amigos y hermanos con quienes hablar, reír, y cantar, eso es verdadera felicidad. 
5 hechos indiscutibles de la felicidad:
1 - No eduques a tus hijos para ser ricos, edúcalos para ser felices, para que vean el valor de las cosas y no su precio.
2 - Las palabras más galardonadas en Londres: Come tu comida como si fuera tu medicina, o tendrás que tomar tu medicina como si fuera comida.
3 - La persona que te ama nunca te dejara. Aun si hay 100 motivos para rendirse, encontraran una razón para quedarse.
4 - Hay una gran diferencia entre un ser humano y ser un humano. Muy pocos la entienden.
5 - Eres amado cuando naces y serás amado cuando mueras. Depende de ti el tiempo intermedio.
Los seis mejores doctores en el mundo:
Luz solar, descanso, ejercicio, dieta, confianza en uno mismo y... amigos.
Mantenlos durante todas las etapas de tu vida y disfruta de una vida sana.
"Que difícil es el ser humano, nacer no pide, vivir no sabe y morir no quiere!!!!!!! 
El MEJOR REGALO que le puedes dar a alguien es tu tiempo y SIEMPRE se le regala a la familia o a un buen amigo.
Que Dios te colme de bendiciones.
Tomate el tiempo para enviar este mensaje cuando menos a alguien de tu familia o a un buen amigo.
CLARO CUANDO TENGAS TIEMPO!!!!

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778

Wednesday, June 15, 2016

EL MEJOR LENGUAJE SOBRE DIOS

Dije al almendro:
háblame de Dios y el almendro floreció.
Dije al pobre: háblame de Dios, y el pobre me ofreció su capa.
Dije al sueño: háblame de Dios y el sueño se hizo realidad. 
Dije a un campesino: háblame de Dios y el campesino me enseñó a labrar. 
Dije a la naturaleza: háblame de Dios y la naturaleza se cubrió de hermosura
Dije a un amigo: háblame de Dios y el amigo me enseñó a amar. Dije a un pequeño: háblame de Dios y el pequeño sonrió. 
Dije a un ruiseñor: háblame de Dios y el ruiseñor se puso a cantar. 
Dije a la fuente: háblame de Dios y el agua brotó. 
Dije a mi madre: háblame de Dios y mi madre me dio un beso en la frente. 
Dije a la gente: habladme de Dios y la gente se amaba. 
Dije a la voz: háblame de Dios y la voz no encontró palabras.
Dije al dolor: háblame de Dios y el dolor se transformó en agradecimiento. 
Dije a la Biblia: háblame de Dios y la Biblia no paró de hablar Dije a Jesús: háblame de Dios y Jesús rezó el Padrenuestro. 
Dije temeroso al sol poniente: háblame de Dios y el sol se ocultó sin decirme nada. 
Pero al día siguiente al amanecer, cuando abría la ventana, ya me volvió a sonreir.

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778